15/05/2012 - Opinión - Otra vuelta de tuerca

Veure tema anterior Veure tema següent Ir abajo

15/05/2012 - Opinión - Otra vuelta de tuerca

Missatge  Montser el Dj 17 Maig 2012, 08:11

LA VANGUARDIa.com
Opinión
Otra vuelta de tuerca
Publicado 15/05/2012
M. Dolores García

Sin permiso

Se avecina otra tanda de recortes en Catalunya. El Govern tiene que ahorrar 1.900 millones de euros más. Sobre el papel, porque es bastante poco probable que pueda asumir semejante hachazo, así que se espera que Montoro se haga algo el sueco, igual que se despista con el dinero que se adeuda a Catalunya en cumplimiento del Estatut. Aun así, el impacto del nuevo recorte es tremendo. Baste compararlo con el ya aplicado. El ahorro logrado hasta ahora en sanidad apenas llega a 600 millones (cuando se pretendía superar los 900) y en sueldos de funcionarios no llegará a 500 millones. Ello da idea de la envergadura de la nueva fase de recortes para cumplir el objetivo de déficit.

La sanidad, los servicios sociales y la educación volverán a ser las partidas damnificadas. La enseñanza resistió más o menos el primer envite, pero ahora el Govern se ha planteado el pago de matrículas nada desdeñables para los alumnos de bachillerato y de Formación Profesional, mientras que las subvenciones a las guarderías concertadas quedarán maltrechas. Veremos en qué quedan esas intenciones, pero está claro que se perfila un antes y un después en una buena parte de la enseñanza no obligatoria que ahora es de acceso universal y dejará de serlo.

La sanidad seguirá sufriendo, con el cierre de algún hospital que ya se intuía, como el Dos de Maig de Barcelona, pero también con la imposición de tasas. Habrá que ver si el pago por día de hospitalización se abre camino. El apretón en Benestar Social (podría ir cambiando de nombre) duele especialmente, puesto que se suprimirán servicios y ayudas justo cuando son más necesarios. Así, los centros especiales de empleo, que proporcionan un trabajo remunerado a miles de discapacitados físicos y psíquicos, son candidatos al recorte en esta fase.

¿Por qué son esos tres departamentos, justo los más sensibles, los que más sufren esta vuelta de tuerca? Pues porque suponen casi el 90% del gasto de la Generalitat. Otras conselleries también se ajustarán el cinturón, pero con presupuestos que no llegan a los 300 euros, incluido el personal, el ahorro es menor. Pero como nunca se recorta a gusto de todos, llegados a este punto es difícil sostener que no se recupere el impuesto de sucesiones, punto que lleva varias semanas en la mesa del president.

Con los catalanes alterados por tanto tijeretazo, convocar elecciones anticipadas se complica para CiU, mientras se hace cada vez más insostenible prolongar el pacto con el PP. De ahí que cada vez sean más los que propugnan un giro hacia los socialistas catalanes, bien predispuestos a su vez a salir del ostracismo, aunque poco proclives a comerse el marrón de los recortes. Pero tampoco al PSC le convienen unas elecciones cuando ni siquiera tiene candidato. Mientras, a no ser que Hollande convenza a Merkel de que tanta austeridad lleva a la agonía, veremos desaparecer servicios públicos que un día creímos intocables. En Catalunya lloverá sobre mojado. Mucho.

Encuesta

Artur Mas cuenta con los datos de una encuesta que indicaría que CiU pierde cinco o seis diputados. Y eso antes de anunciar la nueva tanda de recortes. Ni siquiera con el anzuelo de la negativa del Gobierno del PP a ceder en el pacto fiscal ni con la promesa de una hacienda propia sería fácil revertir esa tendencia.

El bálsamo de Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona se ha convertido en algunos casos en tabla de salvación para la Generalitat. Y no sólo por la posibilidad de que entre en la financiación del Circuit de Catalunya de F-1, sino también porque asume costes de servicios que no le corresponderían. Sus finanzas saneadas, herencia de la etapa de Jordi Hereu, permiten además que a los recortes generalizados no se sumen otros por parte del ayuntamiento, lo que provocaría más tensión social.

Mas da explicaciones

Mientras Rajoy deja en manos de sus ministros la explicación de las impopulares medidas para reducir el déficit, Mas prefiere salir él mismo a la palestra cuando se trata de recortes importantes. Así lo hizo dos días después de las elecciones generales, para explicar la rebaja de sueldo de los funcionarios, y lo hará hoy. Mas considera que debe dar la cara, pero también sabe que el conseller Mas-Colell puede ser bueno con los números, pero no es convincente con la oratoria.

Leer aquí: http://www.lavanguardia.com/opinion/articulos/20120515/54293488161/otra-vuelta-de-tuerca-maria-dolores-garcia.html

Montser

Nombre de missatges : 4636
Fecha de inscripción : 08/05/2009

Veure perfil de l'usuari

Tornar a dalt Ir abajo

Veure tema anterior Veure tema següent Tornar a dalt


 
Permisos d'aquest fòrum:
No pots respondre a temes en aquest fòrum