30/05/2010 - Gente - Herencia envenenada

Veure tema anterior Veure tema següent Ir abajo

30/05/2010 - Gente - Herencia envenenada

Missatge  Montser el Dl 31 Maig 2010, 07:55

LA VANGUARDIA
Gente
LA CORTE CELESTIAL
Herencia envenenada
Publicado 30/05/2010. Edición impresa, pág. 9
Mariángel Alcázar

Balada vivía con discreción, pero tenía seis millones en acciones y cinco en efectivo

El viernes, después de cinco meses de gestiones, la Casa del Rey anunció la aceptación de la herencia de Juan Balada, un millonario menorquín, fallecido el pasado noviembre. El caballero, monárquico hasta la muerte, decidió dejar la mitad de su fortuna a los príncipes de Asturias para que constituyeran una fundación, y la otra mitad, por repartir entre los Príncipes y los ocho nietos reales. Tras muchas especulaciones, se supo que el montante de la herencia era de unos 10 millones de euros, de los que unos dos correspondían a bienes inmuebles; alrededor de cinco, a valores bursátiles, y los tres restantes, a dinero en efectivo. Ya explicamos ayer que la mitad de la herencia, unos cuatro millones de euros, se destinará a una fundación para promover proyectos sociales, y la otra mitad, previo pago de impuestos, queda reducida de cuatro millones a 700.000 euros, que repartir entre diez personas. Maldita la gracia del amigo Balada, quien en realidad dejó su herencia al señor impuesto de sucesiones. Menos mal que la mitad de la fundación no paga tributos.

Como se sabe, los Príncipes donarán a dos entidades de Menorca los 140.000 euros que les corresponden de la otra mitad de la herencia, mientras que los ocho nietos reales mantendrán los 70.000 euros que les corresponden, ya que nadie puede disponer de ellos hasta que los beneficiarios lleguen a los 18 años.

Lo más curioso del caso es que Juan Balada vivía no modestamente, pero sí discretamente, a pesar de tener mil millones de las antiguas pesetas en acciones y quinientos millones de las antiguas pesetas en cuentas corrientes. Eso sin contar sus bienes inmuebles, porque eran de renta antigua. Balada era un solterón, rentista y poco gastador que sólo llamó la atención después de muerto.

Por si la Casa del Rey no aceptaba la herencia, Balada dejó como sustituto al Estado de Israel. Las últimas voluntades del señor Balada y el lío que ha montado sí pueden servir de ejemplo para que la extravagancia no se vuelva a repetir. No lo dicen claramente para no ofender, pero desde la Casa del Rey se quiere lanzar el mensaje de que en caso de que algún otro millonario quiera declarar heredero a cualquiera de los miembros de la familia real, lo mejor será que, en vida, ceda sus dineros o bienes a alguna fundación ya establecida. Seguro que se sacará mayor provecho.

Leer aquí: http://www.lavanguardia.es/free/edicionimpresa/res/20100530/53936166057.html?urlback=http://www.lavanguardia.es/premium/edicionimpresa/20100530/53936166057.html

Montser

Nombre de missatges : 4636
Fecha de inscripción : 08/05/2009

Veure perfil de l'usuari

Tornar a dalt Ir abajo

Veure tema anterior Veure tema següent Tornar a dalt


 
Permisos d'aquest fòrum:
No pots respondre a temes en aquest fòrum