16/02/2010 - Política - Tras el réquiem por el tripartito

Veure tema anterior Veure tema següent Ir abajo

16/02/2010 - Política - Tras el réquiem por el tripartito

Missatge  Montser el Dt 16 Feb 2010, 09:50

LA VANGUARDIA.ES
Política
Tras el réquiem por el tripartito
Publicado 16/02/2010. También en la Edición impresa, pág. 13
M. Dolores García

Ernest Maragall o Antoni Castells consideran que la centralidad en Catalunya se ha desplazado, sobre todo a raíz de la insatisfacción provocada por el Estatut

Tras el réquiem por el tripartito Qué está ocurriendo para que algunos consellers del PSC decidan, a pocos meses de las elecciones, criticar el tripartito del que han formado parte durante este tiempo? ¿Acaso no ha pasado el Govern por etapas más convulsas y mantuvieron la discreción? Son preguntas que se hacen el resto de socialistas entre el estupor y la irritación. La respuesta está, seguramente, en que ese grupo está pensando más en la etapa que se abre tras una derrota que dan por segura. Adónde quieren ir a parar es difícil de adivinar...

Tenemos a un Maragall componiendo un réquiem por el tripartito que otro Maragall se empeñó en forjar... Pero más allá de eso –casi todos en el PSC están agotados de la fórmula–, ¿cuál es el mensaje lanzado por el llamado sector catalanista del PSC? Podría resumirse en un giro centrista.

Ernest Maragall o Antoni Castells consideran que la centralidad en Catalunya se ha desplazado, sobre todo a raíz de la insatisfacción provocada por el Estatut. En el eje que va del españolismo al independentismo, creen que la mayoría social se decanta cada vez más hacia la segunda opción. Partiendo de esa premisa concluyen que el federalismo ya no es el camino. Ni Pasqual Maragall fue tan lejos. El ex president abogaba por el federalismo asimétrico, una fórmula para Catalunya pero también para el resto de España. Su hermano y algunos de sus defensores abogan por una relación bilateral de Catalunya con el resto de España. Y punto. Allá España se las componga con el resto. Por tanto, es esencial un grupo propio en el Congreso.

Además, son partidarios de un giro ideológico hacia el centro y abominan de las alianzas con ERC o ICV. El conseller Maragall pregonó con el ejemplo al pactar con CiU la ley de educación a despecho de Iniciativa y Castells también sublevó a los socios con la rebaja del impuesto de sucesiones.

Ese es el espacio a ocupar: más hacia el centro y más soberanista. Pero hay realidades que se empeñan en complicar el análisis. Resulta curioso que el sector más catalanista del PSC se sienta incómodo justo cuando un exponente del denostado aparato como es José Montilla se ha convertido en pregonero del discurso en defensa del autogobierno, enfrentándose incluso a un PSOE con poder, en el Gobierno. ¿Acaso no deberían alegrarse de haber convertido al impío Montilla?

Algunos estudios calculan que de cada 10 electores que votan al PSC en las generales y dejan de hacerlo en las autonómicas, seis se abstienen y cuatro votan a CiU. Los Ernest Maragall creen que su giro atraería a esos cuatro, lo que permitiría gobernar sin muletas. Es posible. Pero el PSC siempre ha sido como una manta justita, que cuando te tapas las ideas, te quedas con los pies a la intemperie. Es su debilidad y su virtud. Porque, si se dieran los pasos que pide Ernest Maragall, ¿qué diferenciaría al PSC de CiU?

La paradoja de Castells

La situación del conseller de Economia, Antoni Castells, no puede ser más curiosa. Su puesto como número dos en la lista del PSC sirvió aportar una pátina de catalanismo a la candidatura de José Montilla en las últimas autonómicas, sobre todo para compensar el relevo de Pasqual Maragall. En cambio, ahora supone un problema para el aparato del partido en caso de que el PSC no pueda gobernar, ya que entonces tendría un papel fundamental en el grupo parlamentario.

La discreción de Tura

Aunque la consellera Montserrat Tura comparte la mayoría de las opiniones expresadas por Ernest Maragall y Antoni Castells, en esta tormenta política se ha mantenido en una actitud bastante más prudente. La actual titular de Justícia destacó en el primer tripartito por manifestar ideas propias sobre algunos aspectos sociales que le afectaban como consellera de Interior, pero en esta ocasión ha preferido adoptar un papel menos atrevido.

Sondeos

Las encuestas que maneja CiU dan entre 5 y 10 diputados a unas eventuales candidaturas de Joan Laporta y el Reagrupament de Joan Carretero. El 70% de sus electores serían anteriores votantes de ERC y entre un 20 y un 30%, procederían de CiU.

Leer aquí: http://www.lavanguardia.es/politica/noticias/20100216/53892221926/tras-el-requiem-por-el-tripartito-psc-maragall-ciu-antoni-castells-pasqual-maragall-ernest-maragall-.html

Montser

Nombre de missatges : 4636
Fecha de inscripción : 08/05/2009

Veure perfil de l'usuari

Tornar a dalt Ir abajo

Veure tema anterior Veure tema següent Tornar a dalt


 
Permisos d'aquest fòrum:
No pots respondre a temes en aquest fòrum