17/12/2009 - Portada y Política - El Govern pacta una rebaja de sucesiones descafeinada

Veure tema anterior Veure tema següent Ir abajo

17/12/2009 - Portada y Política - El Govern pacta una rebaja de sucesiones descafeinada

Missatge  Montser el Dj 17 Des 2009, 11:42

LA VANGUARDIA
PORTADA
El Govern pacta una rebaja de sucesiones descafeinada
Publicado 17/12/2009. Edición impresa, pág. 1

El PSC y ERC se ven obligados a dar marcha atrás para sumar a ICV

La reducción del impuesto será menor en las herencias a los hijos

El pez chico se comió al gordo. ICV logró ayer imponerse al PSC y ERC y que estas dos formaciones descafeinaran la rebaja del impuesto de sucesiones que habían anunciado para el 2010. Así, por ejemplo, las herencias de padres a hijos quedarán exentas del impuesto hasta los 275.000 euros y no hasta los 400.000 que habían acordado PSC y ERC. Todo para sumar a ICV a un acuerdo sin el cual hoy el Govern habría estado en minoría en el Parlament, frente a una mayoría de CiU y PP, que se mantuvieron firmes en la supresión del impuesto, un gravamen que sólo se mantiene en Catalunya y en Extremadura. Después de varias semanas de negociaciones, el pulso lo ha ganado finalmente el socio minoritario: Iniciativa. POLÍTICA 12 Y 13

Leer aquí: http://www.lavanguardia.es/free/edicionimpresa/res/20091217/53847229024.html?urlback=http://www.lavanguardia.es/premium/edicionimpresa/20091217/53847229024.html

PÁGINAS 12 y 13
LA PUGNA EN EL EJECUTIVO CATALAN
PSC y ERC se pliegan ante ICV y recortan la rebaja de sucesiones
IÑAKI ELLAKURÍA
Barcelona

El tripartito cierra un pacto in extremis para evitar la imagen de división

EL DESENLACE Montilla interviene para forzar el acuerdo entre Economia y los ecosocialistas

LA OPOSICIÓN La firmeza de CiU y PP por la supresión obligó al Govern a ceder por el voto de ICV

LAS CRÍTICAS La asociación contra el impuesto denuncia que se antepongan los intereses políticos

El PSC y ERC dieron ayer su brazo a torcer en el pulso interno que mantenían desde hacía semanas con ICV-EUiA por la reforma del impuesto de sucesiones y asumieron, finalmente, como suyas las tesis de ecosocialistas y comunistas. El pez pequeño se impuso, en esta ocasión, al grande: habrá rebaja del impopular impuesto - sólo vigente hoy en plenitud Catalunya y Extremadura-,mediante una enmienda a la ley de Medidas Fiscales y Financieras. Pero esta modificación será descafeinada y muy alejada de la propuesta inicial del conseller de Economia, Antoni Castells.

Un pacto in extremis entre los tres socios de gobierno que notarán sensiblemente los bolsillos de aquellos hijos que vayan a heredar de sus padres: el nuevo acuerdo reduce de 400.000 a 275.000 euros el máximo exento, también se reduce la bonificación de la base imponible que se queda ahora en 125.000 euros.

También disminuye en el resto de descendientes, en cuyo caso pasa de los 200.000 euros a los 150.000. Sólo el máximo exento en el caso de los cónyuges se mantiene en los 500.000 euros, como quería desde un principio el Departament d´Economia. Aunque la reducción adicional del 50% se limita a 150.000 euros.

La posibilidad de que el tripartito se presentara hoy dividido a la decisiva votación y que la reforma quedara aplazada sine die - "hacer el ridículo", según palabras de un dirigente republicano-,despertó todas las alarmas en el Palau de la Generalitat, que acabó aceptando que el criterio de una minoría se impusiera al de una mayoría social y parlamentaria: PSC, ERCyC´s eran favorables a la reforma en profundidad, CiU y PP, a la supresión.

"El Govern no se podía permitir la división interna y que esta modificación no saliera adelante, al final todo el mundo ha sido muy sensato". Fueron las palabras del president José Montilla, mientras avanzaba satisfecho por los pasillos del Parlament de camino al coche oficial.

Hasta ayer la negociación con los partidos había sido liderada por el conseller Castells y su mano derecha en Economia, Martí Carnicer, mientras que Montilla, más allá de la bronca preventiva a los consellers Joan Saura y Francesc Baltasar, había optado por permanecer en un segundo plano. Pero por la mañana, con la negociación bloqueada, el president decidió tomar las riendas en solitario y sacar al tripartito de la encrucijada. Según fuentes del Govern, Montilla llamó por teléfono, primero, al presidente de ICV, Joan Saura, después, al presidente de ERC, Joan Puigcercós. Al poco rato, los ecosocialistas empezaron a filtrar a la prensa que el pacto estaba hecho y a destacar "como un éxito" una enmienda conjunta que les permitía salir airosos de su órdago a los socios del Govern. Un escenario muy diferente del que vivieron cuando se opusieron a la ley de Educación, quedándose solos y aislados después de que Montilla recibiera el apoyo de CiU.

Una vez anunciado el acuerdo, la maquinaria tripartita empezó a trabajar para vender una imagen de unidad y cohesión, sin vencedores ni vencidos, y ensalzar las bondades de una reforma fiscal que empezará a aplicarse parcialmente el 1 de enero del 2010. "Bien está lo que bien acaba, se ha demostrado que el tripartito tiene sentido porque emprende reformas sociales, pero no regala nada a las grandes fortunas", declaró Laia Ortiz, negociadora de ICV-EUiA. Antoni Comín (PSC) destacó que el criterio de las negociaciones para alcanzar el pacto fue la voluntad de distinguir "mejor" el trato dado a los cónyuges del otorgado a los hijos.

Unos mensajes calculados para evitar cualquier signo de división, que contrastaban empero con los maliciosos comentarios que se dedicaban en los pasillos del hemiciclo los socios del Govern. El más contundente fue el líder republicano. Puigcercós lamentó abiertamente la actitud de ICV-EUiA, a quien culpó de retrasar el pacto. "Si hubiera sido por la Conselleria d´Economia y ERC la reforma hace semanas que ya estaría lista", declaró.

Mientras, los partidos de la oposición, favorables desde un primer momento a la supresión del impuesto y no a su reforma, hicieron una valoración muy negativa del pacto. "Es muy sintomático que al final se acabe imponiendo la opinión del grupo minoritario", afirmó el presidente de CiU, Artur Mas, para quien este tipo de situaciones pone de relieve "la entrega total de PSC y ERC" para mantener el tripartito pase lo que pase y pese a quien pese. Mas se comprometió a retirar el impuesto si gobierna la Generalitat. Por su parte, la portavoz del PP, Dolors Montserrat, dijo: "Es una vergüenza que se plieguen a la voluntad de ICVEUiA". El PP plantea la reforma con efectos retroactivos. También hubo reacciones contrarias en la sociedad civil. Jesús Zamarreño, de la Asociación por la Reducción del Impuesto de Sucesiones, tildó de "intolerable" la propuesta del Govern y lamentó que se antepongan "intereses políticos a los de la población".

Leer aquí: http://www.lavanguardia.es/free/edicionimpresa/res/20091217/53847232738.html?urlback=http://www.lavanguardia.es/premium/edicionimpresa/20091217/53847232738.html

Leer aquí: http://www.lavanguardia.es/premium/publica/publica?COMPID=53847270873&ID_PAGINA=3746&ID_FORMATO=9&PAGINACIO=&dummy=dummy?urlback=http%3A%2F%2Fwww.lavanguardia.es%2Fpremium%2Fpublica%2Fpublica%3FCOMPID%3D53847270873%26ID_PAGINA%3D3744%26ID_FORMATO%3D9






Montser

Nombre de missatges : 4636
Fecha de inscripción : 08/05/2009

Veure perfil de l'usuari

Tornar a dalt Ir abajo

Veure tema anterior Veure tema següent Tornar a dalt


 
Permisos d'aquest fòrum:
No pots respondre a temes en aquest fòrum