11/12/2009 - Economía - Tribuna - ¿Reforma imposible?

Veure tema anterior Veure tema següent Ir abajo

11/12/2009 - Economía - Tribuna - ¿Reforma imposible?

Missatge  Montser el Dv 11 Des 2009, 10:00

LA VANGUARDIA
Economía
Tribuna
¿Reforma imposible?
Publicado 11/12/2009. Edición impresa, pág. 64
J. M. Duran y A. Esteller-Moré - Profesores de la UB y del Institut d´Economia

Lo que pagamos a lo largo de nuestra vida por sucesiones no tiene comparación con lo pagado en otros impuestos

En el 2001, los profesores Slemrod (Universidad de Michigan) y Kopczuk (Universidad de Columbia) obtuvieron el premio Ig Nobel, que distingue investigaciones inverosímiles que hacen reír… pero también pensar. Estos economistas demostraron que, ante el anuncio de bajadas impositivas, los individuos posponían el momento de su fallecimiento si con ello ahorraban unos dólares a sus herederos. No sabemos si esto habrá sucedido en Catalunya, ya que el debate político y social sobre el impuesto de sucesiones está siendo tan largo que muchos se habrán quedado por el camino sin poder esperar ya más anuncios.

Pero ¿por qué tanto énfasis en este impuesto y no en otros? Lo que pagamos a lo largo de nuestra vida por sucesiones no tiene comparación con lo pagado en otros impuestos (gasolina, alcohol y no digamos renta). ¿Entonces? Un argumento para entender su impopularidad es el delicado momento en que se produce el hecho imponible y que la cuota se paga de una vez. Lo primero es prácticamente insalvable, aunque la ley ya prevé seis meses de margen para cumplir con las obligaciones tributarias, mientras que lo segundo puede modularse, ya sea bajando los tipos o mediante aplazamientos en el pago.

En el impuesto sobre la renta la capacidad económica no es individual, sino de la familia. Al fin y al cabo, todos comen juntos. En contraste, en sucesiones se supone que los herederos reciben algo "nuevo". Si consideramos que la riqueza es de la familia, desde el punto de vista de la capacidad de pago no hay ninguna transmisión y, por tanto, no se debe gravar al heredero por recibir algo que ya es suyo. Explícita o implícitamente, la mayor parte de las comunidades autónomas ha optado por comprar este argumento al diseñar sus modificaciones fiscales.

En cambio, si consideramos que la riqueza no es de la familia, la transmisión es una ganancia de capital más por la cual cada heredero debería tributar. Así, no habría diferencia entre obtener un premio del bingo y una herencia: en ambos casos se debe tributar, aunque en impuestos diferentes (renta y sucesiones, respectivamente). En consecuencia, el punto clave, desde nuestro punto de vista, es tener claro de quién es la riqueza, y bien podemos pensar que es de la familia y que, por tanto, estarían justificadas las exenciones entre familiares directos.

No obstante, aun reconociendo un tratamiento ventajoso para las transmisiones entre miembros de la unidad familiar, también podemos estar a favor del impuesto para evitar una excesiva concentración de riqueza (según cálculos propios, en España, el 1% de la población adulta tiene en su poder casi el 20% de la riqueza total) o para fomentar la meritocracia. Estos dos argumentos por sí solos son muy válidos a la hora de justificar y mantener el impuesto. Pero, entonces, deberíamos reformarlo en profundidad para evitar que los "resquicios" legales actuales hagan que este recaiga sobre las clases medias. Esto, no obstante, corresponde al Estado y, dicho sea de paso, debería afectar a todas las comunidades autónomas, incluidas las forales. ¿Reforma imposible?

Leer aquí: http://www.lavanguardia.es/free/edicionimpresa/res/20091211/53842663131.html?urlback=http://www.lavanguardia.es/premium/edicionimpresa/20091211/53842663131.html

Montser

Nombre de missatges : 4636
Fecha de inscripción : 08/05/2009

Veure perfil de l'usuari

Tornar a dalt Ir abajo

Veure tema anterior Veure tema següent Tornar a dalt


 
Permisos d'aquest fòrum:
No pots respondre a temes en aquest fòrum